Alcohol De Romero 125ml SYS

3.75 IVA Incluido

El alcohol de Romero SYS es un remedio tradicional usado durante siglos para paliar agujetas, calambres, dolores musculares y articulares provocados por sobreesfuerzos. Indicado para lumbalgias y dolores provocados por cambios de temperatura o aire.

Añadir a la lista de deseos
Categoría:

El alcohol de Romero SYS es un remedio tradicional usado durante siglos para paliar agujetas, calambres, dolores musculares y articulares provocados por sobreesfuerzos. Indicado para lumbalgias y dolores provocados por cambios de temperatura o aire.

El alcohol de romero se obtiene dejando macerar en alcohol de 96ª esta planta. Como resultado se obtiene un alcohol aromatizado en el que se han extraído los beneficios del romero.
Esta planta mediterránea es perenne y aromática, y pertenece a la misma familia que la menta. Crece de forma espontánea en diferentes terrenos (el arbusto puede alcanzar los dos metros de altura) y puede sobrevivir en zonas próximas al mar o con muy poca agua. El alcohol de esta planta es una preparación que se puede utilizar en diferentes afecciones. Entre los usos del alcohol de romero más habituales destacan las siguientes:
Dolores reumáticos. Realizar friegas con alcohol de romero para aliviar los dolores reumáticos es uno de los usos más conocidos de este preparado y para lo que más se ha utilizado a lo largo del tiempo. Estos dolores afectan tanto al tejido conectivo como a las articulaciones, y pueden ser muy molestos y debilitantes para quienes lo padecen.
Pesadez de piernas. Aplicar el alcohol de romero con un ligero masaje ayuda a reactivar la circulación de las piernas y disminuye la sensación de cansancio que, en ocasiones, se aprecia en las mismas.
Relajación y dolores musculares. Los masajes con alcohol de romero alivian y refrescan, lo que es importante para conseguir relajar los músculos afectados y destensarse en personas que hacen deporte de manera habitual o, simplemente, en aquellas con algún tipo de tensión muscular.
Celulitis. El ácido rosmarínico que, combinado con el ácido carnósico, promueve el flujo linfático y el sanguíneo. Por otro lado, también contiene ácido clorogénico, que está indicado para combatir la celulitis y prevenir que aparezca si se utiliza de forma constante y sostenida en el tiempo.
En traumatología y medicina deportiva está indicado en dolores musculares, articulares, reumáticos, lumbalgia y torceduras.También se ha encontrado utilidad frente a la caída del cabello, dermatitis seborreica, afecciones de gota y neuralgias.

Modo de empleo:

Pulverizar sobre las zonas a tratar mediante un suave masaje. Aplicar tras esfuerzos físicos y musculares en las zonas afectadas. Sólo uso externo.